Learning to Hablar Español

I’m 32 years old and have spent all but six months of those being monolingual. And there is zero reason I should have. Unlike some unfortunate people who were never exposed to another language, I’ve had a multitude of opportunities to learn…

  1. When my fifth grade teacher went on maternity leave for half of the year and was replaced by a Spanish woman named Miss Osa. She tried teaching us niños her foreign tongue, but outside of “el” being masculine and “la” being feminine, the only thing that stuck in my mind was that Spanish women were beautiful. Fail number one.
  2. When I arrived in Las Cruces for college. Doña Ana county is 80% hispanic, yet for the eight years I spent there, I hung around the 20% of my fellow English-only speakers drinking Keystone Light instead of Corona.
  3. When I got my first girlfriend. Her parents were both from Latin American countries and her first language was Spanish. She tried to get me to learn, but I was too afraid of making mistakes.
  4. When I moved to Los Angeles. Nearly every job you apply for lists “bilingual” as a prerequisite, or at the very least, a plus. But instead of starting Spanish lessons with the free days I had between my unpaid internships, I decided to spend my savings imbibing at the bars of Venice Beach.
  5. When I was told by the company I worked for that there was a possibility I’d be going to Spain for a year to work on one of our accounts. They bought me Rosetta Stone and I dove in headfirst to the language learning software for about a month before I became disillusioned with my progress and decided that this whole “bilingual” thing just wasn’t for me.
  6. When…
  7. When…
  8. When…

My latest opportunity to learn Spanish came when my best friend and I decided to take a two-week vacation to Spain and Portugal. If there’s one thing I hate more than fumbling over my words, it’s being perceived as a dumb American. And so I decided that this was the time I’d learn Spanish once and for all.

But how?

Sure, I could download DuoLingo or try Rosetta Stone again, but these would surely just take up data on my iOS without any meaningful progress being made toward becoming conversational. So I tried another way. I searched for “Spanish Tutor” and stumbled across a website called Thumbtack where you can search for specialists in a number of different areas and get five custom quotes. After filling out a questionnaire for “Spanish Tutor,” indicating that I was somewhere between a beginner and intermediate, I hit enter. Within 20 minutes I had five different quotes ranging from $35-$85/hour. I’m sure I convinced myself to go with the $35 one because the tutor had written out a detailed plan that put the others to shame, but let’s be honest, I picked him because I’m cheap.

And thank Dios I did. Over the next few months, yo practiqué Español with Humberto, a 60-year-old Venezuelan man whose storytelling capabilities could make Cervantes celoso. Every Wednesday and Saturday he’d tell tales of working at the Spanish consulate and the time Maria Conchita Alonso stopped by and nearly got the ambassador divorciado for making eyes at her in front of his wife. The next week he’d talk about the high-powered Wall Street wizards and how difficult it was to teach them Spanish because they were too proud to be seen struggling with anything (I guess there is one thing we have in common). And, after discovering my love of peliculas, he told me about the time he was walking down 42nd when a Production Assistant stopped him and asked to appear as an extra in a little film about a gangster named Tony Montana, better known as Scarface.

By the end of each hour-long class, trying to figure out the right verb conjugation felt like passing a kidney stone. My cabeza was en fuego. But just like going to the gym, I always felt better after a session. As the weeks passed I realized my brain was starting to think in new an interesting ways, and when the trip finally arrived, I felt ready to tackle the Iberian Peninsula.

I wish I could say that I went to Spain and was able to speak the language perfectly and that there was no awkwardness or misunderstanding, but that didn’t happen. I fumbled over my words and felt like a dumb American a lot of the time. For once though, the experience made me want to learn even more. There’s this whole other world that opens up when you learn a new language. Having glimpsed a piece of that, I wanted to see the whole thing.

And so I decided to continue my Spanish lessons upon returning to New York. My first piece of homework from Humberto: Write something about your trip.

So, here it is, my novice attempt to explain the trip in broken Spanish. I know it ain’t perfect, but I’m putting it out there anyway. And if you’re monolingual like I was, feel free skip the text and just look at the pictures.

•••

Cuando llegamos al aeropuerto de Barcelona, buscamos un taxi para llevarnos a nuestro Airbnb. El taxi costó veinte euros. Nos encontramos con el amigo de los dueños del apartamento. El no habla ingles, así que tuve que hablar en Español. Me siento bien cuando estoy hablando, pero es difícil para mi entender cuando otras personas hablan porque típicamente hablan muy rápido. Sin embargo el amigo de los dueños hablaba lento y pude entenderle. Nos dio las llaves y luego se fue.

Después de eso, tuvimos dos horas para llegar a Camp Nou para el juego entre Barcelona y Villarreal. El juego y el ambiente estuvieron fantásticos. Ver a Barcelona en la vida real fue un sueño para mí desde que estaba en la escuela secundaria cuando mi amigo Malek y yo jugamos un video juego llamado FIFA con FC Barcelona y Real Madrid. En la primera mitad, Neymar y Messi anotaron goles. Suarez metió un gol en la segunda mitad y Messi tuvo un tiro libre. Escuchar 100.000 fans de alegría “Messi” fue increíble.

FCB Pano

Al dia siguiente, fuimos a ver los diversos edificios de Gaudí. Visitamos La Sagrada Familia y Park Güell. Ambos edificios de Gaudí fueron más bellos de lo cualquier otro edificio que haya visto en mi vida antes.

Sagrada Afuera

Park Güell es un parque diseñado por Gaudí. Como La Sagrada Familia, es muy enorme y espectacular también. La vista de Park Güell al mar Mediterráneo en el día que nos fuimos allí fue asombrosa.

Park Guell BA y Yo

Después de eso, Brandon y yo fuimos al W Hotel. Escuchamos música y tomamos alcohol en el bar en el tope del hotel. Cuando estábamos en el bar, conocimos al DJ Big Mil, un DJ de Nueva York que ha vivido en Barcelona por diez años. El se llama “Big Mil” porque a el le gusta Notorious BIG. También conocimos a dos mujeres de Bulgaria que eran hermosas, pero luego nos enteramos de que eran madre e hija y eso nos extraño así que nos fuimos y regresamos al Airbnb.

Al día siguiente, me desperté con una resaca masiva. Me levanté aunque me sentía terrible, porque todavía teníamos un día mas en Barcelona. Todo el día me dije que no bebería más porque quería disfrutar de los días sin sentirme mal.

Empezamos nuestro ultimo dia yendo a La Pedrera y Casa Batlló, otros edificios de Gaudí. Ambos edificios son apartamentos que Gaudí diseño. La Pedrera tiene una terraza impresionante. La terraza tiene muchas escaleras y puede verse La Sagrada Familia de la misma. Casa Batlló parecía hermosa desde el exterior, pero teníamos hambre así que nos fuimos a comer a Las Ramblas, una calle con muchas tiendas y restaurantes. Almorzamos y el almuerzo fue delicioso en el restaurante Gaudim. El bistec estuvo maravilloso. Pensé en tomar una foto, pero odio cuando otras personas hacen eso. Si vas a tomar una foto de tu comida, toma una foto de tu caca porque todo termina en el mismo lugar.

Después de eso, regresamos al apartamento porque teníamos que tomar un tren para Valencia a la mañana siguiente.

This slideshow requires JavaScript.

Valencia es más tranquila que Barcelona. La ciudad es pequeña y no tiene muchos turistas. La mayor atracción es un museo llamado Oceanografic. El diseño del museo es futurista e impresionante. Vimos un espectáculo de delfines y muchos tipos diferentes de vida marina.

This slideshow requires JavaScript.

Nos quedamos en Valencia por un día antes de irnos para Madrid. Antes del viaje, pensé que me gustaría Barcelona mas que Madrid, pero cuando llegue a Madrid, la ciudad se sentía como en Nueva York y me encantó.

Hicimos muchas cosas en Madrid. Comimos muchas tapas excelentes y bebimos mucho vino. Anduvimos por las calles y parques. Visitamos museos. Incluso fuimos a ver una película, lo que más me gusta hacer. La película se llama “Guardians of the Galaxy: Vol. 2” y está llena de acción y es divertida. Me gustó mucho. Después de la película, fuimos a ver una corrida de toros. Entendí que eso es una tradición de España así que quería a ir, pero no me gustó. A mi me pareció brutal.

This slideshow requires JavaScript.

El tercer día, Brandon y yo fuimos a Toledo y Segovia con un grupo de turistas. Ambas ciudades tienen muchas historias y las dos fueron espectaculares. El acueducto de Segovia y el horizonte de Toledo me quitaron el aliento. En Segovia, comimos cochinillo, una comida famosa en esa región. El cochinillo es la comida mas deliciosa que he comido en mi vida. Esa noche, Brandon y yo estábamos muy cansados porque habíamos estado andando todo el día, así que cuando llegamos a nuestro apartamento nos fuimos a dormir.

This slideshow requires JavaScript.

El día después, había un juego entre el Real Madrid y el Sevilla. Nos fuimos a Santiago Bernabéu, el estadio de Real Madrid, a comprar los boletos para el juego. Afortunadamente todavía había entradas para el juego. El juego fue impresionante. Ronaldo metió dos goles y los aficionados gritaron su nombre.

Al día siguiente, salimos de Madrid para Lisboa por avión. Llegamos en la mañana y fuimos a comer en un restaurante de comida del mar. Ordené el pulpo. Pensé que estaria gomoso, pero estaba tierno y delicioso. Debido a esto, ordené pulpo tres veces más en Lisboa, y para el ultima día estuve me enferme de eso. Estuvo bien, porque busqué pulpo en restaurantes de Nueva York y costo mucho.

LisbonFromCastle
View of Lisbon from São Jorge Castle

El día antes de regresarnos a Estados Unidos, fuimos a Sintra con un tour. Nuestro guía era un hombre muy divertido llamado Joaquim. Él nos dijo muchas historias de Portugal cuando estábamos manejando a Sintra. El palacio de Sintra es hermoso. Esta en la cima de una montaña y las vistas desde cada dirección son increíbles. Los colores y los detalles son fascinantes.

 

This slideshow requires JavaScript.

ChocoShots
Ginjinha in chocolate cups

Después de visitar el palacio, manejamos por la costa de Cascáis. Hay muchas playas y acantilados. Las olas eran gigantescas. En la ciudad de Cascais, Brandon y yo fuimos a un bar a beber. En ese momento, estábamos un poco borrachos, así que cuando llegamos a Lisboa esa noche bebímos más. Cenamos en un mercado con muchos restaurantes de tapas y vinos. Fue un día divertido.

 

 

 

Cliffs2
Cliffs of Cascais, Portugal

El ultimo día no hicimos mucho. Fuimos a un castillo cerca de nuestro Airbnb y comimos en un nuevo restaurante, pero no mucho más.

A la mañana siguiente, regresamos a Nueva York. Cada viaje, me hace apreciar la ciudad donde vivo más que antes.

This slideshow requires JavaScript.

 

 

 

 

Advertisements

2 thoughts on “Learning to Hablar Español

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s